DEMASIADO CANSADO…

agosto 4, 2015

Mi vida me pilla demasiado cansado para vivirla…

Y la tuya ya no me roza…

No voy a negar que por un instante, cuando dijiste que te ibas a casar, una pizca de rabia me cruzó el corazón…

Pero fue solo un instante tan fugaz, tan instante, tan pizca… que no mereció la pena, o sí…

Pero pasó y me dió igual…

Desde hace mucho que me da igual toda mi vida… y las de los demás…