Me dijo….

diciembre 21, 2011

Me dijo:

-Solo me queda esperar la muerte.

 Y se sentó en un banco como si fuera a dar de comer a las palomas.

Se fue apagando poco a poco igual que una lamparilla a la que va faltando el aceite. No se percató de la llegada de otras personas que le imitaban y como ella decían:

-Solo nos queda esperar la muerte.

Hasta que llegó un momento que alguien dijo:

-Hola.

Y alguien respondió:

-Hola.

Y se apoyaron mutuamente.

Primero en los hombros, luego en las manos y por último en sus bocas. Entonces comprendieron que no todo estaba perdido.

Se miraron unos a otros, quizá sonrieron y ya no esperaban la muerte, si no a que alguien les dijese:

-Hola.

Y así volver a comenzar.

-Hola a todos.