Normalidades (2)

Regresaste.

El amor empieza cada día, cada momento. O es el mismo amor que, como todo lo terrenal vive, pero es perecedero.

Creo que te quiero de modo distinto a hace días, o es una ilusión, un espejismo fruto de la separación.

Pienso que es distinto. Los besos son nuevos, las caricias nuevas, las palabras nuevas, los actos nuevos, y nosotros, días diferentes. Todo es nuevo. Lo que ocurre es que nos puede confundir la rutina. Cuando los besos saben a repetidos, las caricias a usadas, las palabras a dichas, los actos a monotonía y nosotros a igual, el amor parece el mismo, erosionado, gastado.

Pero ahora es nuevo. A lo mejor el mismo. Pero distinto, porque utilizamos ingredientes nuevos. Utilizando ingredientes nuevos, el sabor te recordará al anterior, pero es nuevo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: